Alimentos para mantener una erección firme y duradera

Nuestra vida sexual es algo que a todos los hombres les gustaría mejorar en algún sentido. Y a ser sincero, a la mayoría de los hombres, la simple idea de perder una erección, o simplemente no conseguirla, durante el acto sexual, es aterrorizante.

Para todos estos hombres tenemos buenas noticias que le pondrían final a todas sus preocupaciones en cuanto a sus erecciones. De acuerdo a estudios recientes de importantes universidades de Estados Unidos de América, los hombres que disfrutaban ocasionalmente de un vaso de vino rojo, y una cantidad considerable de cítricos, eran menos propensos a desarrollar algún tipo de disfunción eréctil. Estos estudios revelaron que con una correcta ingesta de ciertos alimentos, puede reducir el riesgo de padecer disfunción eréctil en un 21% aproximadamente.

Es importante mencionar que no todas las personas disfrutan de un vaso de vino rojo o que no comen suficientes frutas aunque sepan que son importantes para la salud. Es por eso que hemos hecho una pequeña compilación de 10 alimentos que necesita consumir si quiere mantener una erección firme y duradera.

El primero de estos es el café. La cafeína le da un empujón al metabolismo y hace la sangre fluya de manera más intensa y le proporciona energía liberando grasas acumuladas para que pueda durar la mayor cantidad de tiempo posible.

Luego, las almejas. Es real que las almejas tienen fama de funcionar como afrodisiacos y es porque son ricas en zinc y vitamina B6, que son elementales para la testosterona. El picante es también un alimento importante pues expande los vasos sanguíneos del cuerpo. Esto quiere decir que los vasos sanguíneos del pene pueden recibir una mayor cantidad de sangre al momento de tener una erección.

El cuarto alimento recomendado es el plátano. Extremadamente rico en potasio para fortalecer el corazón y la circulación sanguínea para que llegue más y mejor sangre al pene. Otro alimento relacionado con el sistema sanguíneo es el salmón. Los elementos del salmón, así como el Omega 3, hacen que la sangre fluya de mejor manera por el cuerpo.

El sexto alimento es el puerco por su gran contenido de tiamina, o mejor conocida como vitamina B1 que fortalece el sistema nervioso y ayuda a mejorar los impulsos eléctricos que el cerebro manda al cuerpo.

Las cerezas son también un alimento importante pues sus vitaminas y minerales protegen las paredes arteriales evitando que estas se tapen y la sangre tenga une mejor circulación. Los últimos alimentos son las cebollas, el vino rojo, y las nueces.

Esto se debe a que contienen cantidades considerables de antioxidantes que hacen que las arterias se abran de manera correcta y de la misma manera, hace que los vasos sanguíneos del cuerpo funcionen sin ningún tipo de bloqueo o complicación, lo que hace que la sangre fluya de manera correcta y constante del cuerpo al pene al momento de una erección.

Puede intentar incluyendo algunos de estos alimentos en su dieta diaria para que poco a poco vaya notando la diferencia a la hora de tener sexo. Es importante mencionar que debe tener metas realistas y entender que no hay alimento que le brinde resultados milagrosos de la noche a la mañana.

Precio para una operacion para aumentar el pene

Miles y miles de hombres ven su sexualidad y su confianza afectadas todos los días por una parte muy importante de su cuerpo. Estamos hablando del pene. Una gran cantidad de hombres no están del todo contentos con el tamaño de su pene, o simplemente quisieran un pene más grande porque creen que las medidas que tienen en estos momentos no son suficientemente grandes como para ser “atractivos” para sus parejas.

Afortunadamente, para todas estas personas que no son felices con el tamaño de su pene, existen personas que han dedicado su vida a investigar y experimentar con diferentes métodos para el alargamiento del pene, y unos de los métodos que son más efectivos y que ha estado presente durante la mayoría del tiempo, ha sido la cirugía, o sea una operación para aumentar el pene.

Generalmente, cuando se habla de una cirugía para la aumentar el pene, se está refiriendo generalmente a 3 situaciones. La primera, se relación a implantar una prótesis dentro del pene que se utiliza para hacer que una erección se vea de un tamaño más grande. La segunda se refiere a un proceso médico para reconstruir las arterias que están en el pene para incrementar el flujo sanguíneo de estas para poder permitir que el pene reciba más sangre y se vea más grande. Y la tercera, se trata de un tipo de bloqueo en las venas del pene por las que la sangre que regresa al cuerpo después de una erección se mantenga durante más tiempo en el pene y se vea más grande.

Hace muchos años, el implante de prótesis en el pene era el único método efectivo de terapia para los hombres que no tenían un miembro de una tamaño aceptable por alguna causa relacionada con un órgano o sistema en específico. Hoy en día, esta es la última opción. Las opciones no quirúrgicas siempre se prueban antes de recurrir a la cirugía.

Sin embardo, una prótesis sigue siendo un método efectivo para aquellos hombres en los cuales no han logrado funcionar los otros métodos. Las estadísticas demuestran que la gran mayoría de los hombres que han tenido que recurrir a una operación para aumentar el tamaño del pene sienten una gran satisfacción con sus resultados, y claro que cabe mencionar que esta satisfacción se debe a intentos previos que no han sido exitosos y ahora han encontrado una solución a sus problemas de medidas.

Los otros métodos, o la reconstrucción vascular, están muy relacionados, pues aunque funcionan de diferente manera, consisten en reconstruir las arterias del pene, ya sea para incrementar el flujo sanguíneo al miembro para que este se vea más grande o para bloquear las venas del pene y que la sangre no pueda regresar al cuerpo tan rápido y el pene se mantenga en un estado erecto durante más tiempo y por consecuencia se vea más grande por más tiempo.

El único problema con estas cirugías es que no son baratas. Todo depende de la magnitud del procedimiento y en que es lo que se tiene que hacer, así como el doctor que hará estos procedimientos, pero diferentes recopilaciones indican que los precios de estas pueden variar desde los $1,000 hasta los $25,000 dólares. No dude en visitar a su médico para que le pueda explicar de mejor manera estas operaciones así como los costos tentativos que esto significaría.